Sala de Prensa

 

"El gran avance es dirigirnos a los subtipos de cáncer" 

 

 

 

El doctor Josep Tabernero se ha mostrado optimista por los importantes avances que se están consiguiendo en los tratamientos personalizados presentados recientemente en el congreso de oncología más importante a nivel mundial, celebrado en Chicago. Así lo ha explicado durante una entrevista en el programa 'Els Matins' de TV3, realizada el miércoles 4 de junio de 2014.

 

Leer noticia y ver entrevista
 

               

 
Estás en: Inicio Unidades de oncología Unidad de cáncer de pulmón

Unidad de cáncer de pulmón 

 

La Unidad de Cáncer de pulmón del Instituto Oncológico Baselga (IOB) atiende a pacientes con sospecha de un posible cáncer de pulmón que precisen un diagnóstico para confirmar o descartar la presencia de un tumor, así como a pacientes que ya han sido diagnosticados previamente en otros centros y que acuden al IOB para recibir tratamiento. Asimismo, ofrece un servicio de segunda opinión a pacientes atendidos en otros centros para orientar la toma de decisiones individualizadas teniendo en cuenta el tipo de cáncer de pulmón de que se trate, el grado de extensión de la enfermedad y las características genéticas y moleculares de las células tumorales.

 

EQUIPO MULTIDISCIPLINAR

 

Los pacientes tratados en la Unidad de cáncer de pulmón son atendidos por un equipo multidisciplinar formado por oncólogos, neumólogos, radioterapeutas, cirujanos, anatomopatólogos y personal de enfermería especializado en cáncer. Asimismo, el IOB ofrece atención psicológica o psiquiátrica a los pacientes que lo precisen, asesoría de especialistas en nutrición y tratamientos de medicina complementaria como la acupuntura y la hipnosis para el tratamiento de la ansiedad y del dolor.

 

Este equipo multidisciplinar facilita que los pacientes puedan realizar todas las pruebas y recibir todos los tratamientos que necesiten de manera coordinada en un mismo lugar y en el mínimo tiempo posible, sin necesidad de desplazarse y de gestionar por separado las visitas a distintos especialistas. El equipo está liderado por la oncóloga Dra. Enriqueta Felip y cuenta, asimismo, con el Dr. Álex Martínez Martí

DETECCIÓN PRECOZ

 

Los cánceres de pulmón no suelen producir síntomas fáciles de identificar en sus fases iniciales y no existe en estos momentos ninguna prueba de detección precoz del cáncer de pulmón equivalente a la mamografía para el cáncer de mama. Sin embargo, sí hay ciertos síntomas que pueden alertar de la aparición de un cáncer de pulmón y que merecen una consulta médica para conseguir una detección lo más precoz posible. Aunque en muchos casos estos síntomas obedecerán a causas distintas de un cáncer, es conveniente consultar sin demora a un especialista si se dan uno o varios de los síntomas siguientes:

 

  • aparición de tos que persista durante más de diez días y no tenga ninguna causa aparente, o bien empeoramiento de una tos crónica.
  • aparición de sangre en el esputo durante varios días seguidos.
  • bronquitis persistente.
  • infecciones respiratorias recurrentes.
  • dificultad para respirar.
  • dolor torácico.
  • pérdida de peso o cansancio sin causa aparente.

 

El cáncer de pulmón puede afectar a cualquier persona, por lo que estas recomendaciones de detección precoz son aplicables a toda la población. Pero es conveniente que extremen las precauciones las personas que han fumado durante años, incluso si ya han dejado de fumar, o bien han sido fumadoras pasivas, ya que el tabaquismo es el factor de riesgo principal del cáncer de pulmón.

 

DIAGNÓSTICO RÁPIDO

 

El diagnóstico del cáncer de pulmón de inicia con una radiografía de tórax para comprobar cuál es el origen de los síntomas que hacen sospechar de la presencia de un posible tumor. Si la radiografía de tórax confirma la presencia de una masa de células anómala en el pulmón, se suelen realizar pruebas de imagen adicionales para obtener más información sobre estas células. Estas pruebas adicionales suelen incluir una tomografía computerizada (TAC). Para la confirmación definitiva del diagnóstico, es preciso realizar una biopsia, que consiste en extraer una muestra de células del posible tumor para analizarlas en el laboratorio.

 

El análisis de estas células aclara si son cancerosas o no y, en el caso de que lo sean, el tipo de cáncer de que se trata. Dado que existen múltiples tipos de cánceres de pulmón distintos, el análisis detallado de las células es imprescindible para realizar un diagnóstico preciso. El IOB es pionero en la introducción de análisis genéticos para determinar las características moleculares de cada tumor y prescribir el tratamiento más adecuado para cada paciente.

 

Si se confirma el diagnóstico de cáncer, es preciso realizar una nueva prueba de imagen (una tomografía por emisión de positrones o PET) para precisar si el tumor está localizado en su punto de origen, si ha empezado a invadir tejidos contiguos o si se ha extendido a otros órganos. Asimismo, un análisis de sangre completo, que incluya marcadores tumorales, ofrece información adicional para evaluar el grado de extensión del cáncer.

 

El circuito de diagnóstico rápido del IOB ha permitido reducir a un plazo inferior a una semana el tiempo medio entre la primera consulta de un paciente recién diagnosticado de cáncer de pulmón, o con sospecha de tener cáncer de pulmón, y el inicio del tratamiento.

 

TRATAMIENTO PERSONALIZADO

 

El tratamiento del cáncer de pulmón debe decidirse de manera individualizada para cada paciente a partir a partir de las características precisas de cada tumor y del grado de extensión de la enfermedad en el momento del diagnóstico. La individualización del tratamiento es clave para conseguir la máxima eficacia terapéutica. Al igual que ocurre con otros tipos de cáncer, el objetivo del tratamiento puede ser curativo (destinado a eliminar completamente el tumor) o paliativo (destinado a prolongar la vida y reducir el sufrimiento en los casos que no sea posible la eliminación completa el tumor).

 

En los casos en que el cáncer está circunscrito a su lugar de origen, el tratamiento se basa en una intervención quirúrgica con el objetivo de extirpar el tumor en su integridad. Tras la intervención, se administra un tratamiento de quimioterapia y/o radioterapia para eliminar las células tumorales que puedan haber quedado tras la cirugía. Tras la cirugía, se sigue la evolución del paciente de manera estricta, especialmente durante los primeros tres años. Los controles médicos consisten en realizar analíticas de sangre completas con marcadores tumorales cada tres meses y pruebas de imagen cada seis meses.

 

En los casos en que el cáncer se ha extendido a otros órganos y la cirugía ya no permitiría eliminar las células tumorales en su integridad, el tratamiento suele basarse en quimioterapia y radioterapia. Un elevado número de pacientes puede beneficiarse además de nuevas generaciones de fármacos que atacan de manera selectiva a unos tumores o a otros a partir de sus características moleculares.

 

Conferencia con motivo del día mundial del cáncer, organizada por IOB, Hospital Quiron y CAMFiC, para hablar de Prevención y Avances en el tratamiento del cáncer de pulmón.

 

 

 

Noticias destacadas:  

La Dra. Enriqueta Felip, coautora de un estudio sobre un nuevo fármaco para tratar el cáncer de pulmón

Última actualización el Lunes, 08 de Septiembre de 2014 08:56
 

INSTITUTO ONCOLÓGICO BASELGA

Hospital Quirón Barcelona
Plaza Alfonso Comín, 5
08023 Barcelona
Tel.: 932 381 661 | Web