Sala de Prensa

 

"El gran avance es dirigirnos a los subtipos de cáncer" 

 

 

 

El doctor Josep Tabernero se ha mostrado optimista por los importantes avances que se están consiguiendo en los tratamientos personalizados presentados recientemente en el congreso de oncología más importante a nivel mundial, celebrado en Chicago. Así lo ha explicado durante una entrevista en el programa 'Els Matins' de TV3, realizada el miércoles 4 de junio de 2014.

 

Leer noticia y ver entrevista
 

               

 

CÁNCER DE OVARIO

DETECCIÓN PRECOZ

No existe en estos momentos ninguna prueba capaz de detectar precozmente el cáncer de ovario equivalente a la mamografía para el cáncer de mama. Por lo tanto, la detección precoz se basa en consultar a un especialista sin demora ante síntomas que puedan hacer sospechar de la aparición de un tumor en el ovario.

 

Los tres síntomas que merecen atención médica si persisten durante unas semanas y no tienen explicación aparente son un aumento del perímetro abdominal, cambios en el ritmo intestinal (ya sea con tendencia a la diarrea o con tendencia al estreñimiento) y las digestiones pesadas. Estos síntomas se deben en general a trastornos digestivos, por lo que merecen una consulta con un especialista del aparato digestivo. Si no se detecta ninguna patología digestiva que explique los síntomas, merecen una consulta urgente a un ginecólogo para comprobar si se deben o no a un cáncer de ovario. Cuanto más precoz sea la detección del cáncer de ovario, más alta será la probabilidad de tratarlo con éxito.

 

DIAGNÓSTICO RÁPIDO 

El diagnóstico se inicia con una ecografía abdominal y transvaginal que permite visualizar los ovarios y ver si ha aparecido alguna masa sospechosa de ser un tumor. Un análisis de sangre proporciona información adicional ya que muestra si hay algún parámetro alterado que pueda indicar la presencia de un tumor. En los casos en que la ecografía y el análisis de sangre confirman la sospecha de cáncer, es preciso realizar una biopsia, que consiste en extraer una muestra de células del posible tumor para analizarlas. La biopsia, que se realiza por laparoscopia en unos minutos, confirma o descarta de manera definitiva la presencia de un cáncer de ovario.

 

El circuito de diagnóstico rápido del IOB permite reducir a un plazo inferior a una semana el tiempo medio entre la primera consulta de una paciente por una sospecha de cáncer de ovario y el inicio del tratamiento.

 

TRATAMIENTO PERSONALIZADO

El tratamiento del cáncer de ovario se basa en la extirpación quirúrgica de todas las masas tumorales que pueda haber en el abdomen, en la mayoría de los casos acompañada de un tratamiento de quimioterapia de cuatro meses de duración. En la intervención es preciso extirpar los ovarios, el útero, los ganglios pélvicos y paraaórticos, el omento (un acúmulo de grasa abdominal propenso a albergar pequeñas masas tumorales) y los implantes tumorales que pueda haber en el peritoneo. Se trata de una cirugía compleja, de una duración media de seis horas, que debe ser realizada por un cirujano especializado en este tipo de intervención.

 

Una vez terminado el tratamiento, se sigue la evolución de la paciente con revisiones oncológicas cada tres meses durante los tres primeros años y cada seis meses durante el cuarto y quinto año. Estas revisiones incluyen una prueba de diagnóstico por imagen de la zona pélvica y abdominal, así como un análisis de sangre exhaustivo, para verificar que no hayan aparecido nuevos tumores. Las revisiones oncológicas deben complementarse con revisiones ginecológicas cada seis meses durante los cinco primeros años por parte de ginecólogo especializado en oncología que hará una exploración de la zona afectada.
 

Última actualización el Lunes, 04 de Noviembre de 2013 13:24
 

INSTITUTO ONCOLÓGICO BASELGA

Hospital Quirón Barcelona
Plaza Alfonso Comín, 5
08023 Barcelona
Tel.: 932 381 661 | Web