Sala de Prensa

 

"El gran avance es dirigirnos a los subtipos de cáncer" 

 

 

 

El doctor Josep Tabernero se ha mostrado optimista por los importantes avances que se están consiguiendo en los tratamientos personalizados presentados recientemente en el congreso de oncología más importante a nivel mundial, celebrado en Chicago. Así lo ha explicado durante una entrevista en el programa 'Els Matins' de TV3, realizada el miércoles 4 de junio de 2014.

 

Leer noticia y ver entrevista
 

               

 
Estás en: Inicio Unidades de oncología Unidad de Hematología Leucemias crónicas

LEUCEMIA CRÓNICA 

 

DETECCION PRECOZ

 

Un nivel anómalo de algunas células sanguíneas en un análisis de sangre rutinario es la primera señal de alerta que permite detectar la mayoría de casos de leucemia crónica. Realizar estos análisis rutinarios con la frecuencia recomendada por el médico de cabecera es por lo tanto la mejor estrategia para detectar precozmente este tipo de cáncer de la sangre.


Otros síntomas que facilitan en algunos casos la detección de la leucemia crónica son un cansancio de causa desconocida persistente durante varias semanas o meses, un aumento de tamaño de algún ganglio también persistente o pérdidas de sangre recurrentes. Ante cualquiera de estos síntomas, el médico de cabecera recomendará un análisis de sangre para averiguar la causa del problema que, en una minoría de casos, resultará ser una leucemia.

 

DIAGNOSTICO DE ALTA PRECISIÓN


Se distinguen dos tipos principales de leucemias crónicas: la leucemia linfática crónica, la más frecuente, que se caracteriza por un aumento de linfocitos en la sangre; y la leucemia mieloide crónica, que se caracteriza por un aumento de mielocitos. Además de estos dos tipos principales, se distinguen otros múltiples subtipos que pueden requerir tratamientos distintos. Establecer un diagnóstico preciso es, por lo tanto, crucial de cara a decidir el tratamiento más adecuado para cada paciente.


Para establecer el diagnóstico, en el IOB se hace un nuevo análisis de sangre, muy extenso, que permitirá aislar células cancerosas para estudiar su morfología y sus características moleculares y genéticas. Un equipo de anatomía patológica y de análisis genético de primer nivel garantiza que el diagnóstico se establezca con la máxima precisión.

 

TRATAMIENTO PERSONALIZADO


La mitad de los casos de leucemia linfática crónica, al tratarse de una enfermedad de evolución lenta y relativamente benigna, no requieren tratamiento. La otra mitad requiere tratamiento farmacológico en los periodos en que la leucemia se vuelve más activa. En todos los casos es preciso un seguimiento estricto del paciente con análisis de sangre periódicos.


La leucemia mieloide crónica, por el contrario, siempre requiere tratamiento. En la última década se han introducido fármacos efectivos para frenar la progresión de la enfermedad. En los casos en que los fármacos no son suficientes para contener la leucemia, se recomienda un trasplante de médula ósea de un donante con el objetivo de curar la enfermedad. Este tipo de trasplantes sólo está autorizado en unos pocos centros sanitarios públicos acreditados, por lo que el IOB deriva a los pacientes que lo necesiten al centro adecuado para que puedan recibir el tratamiento.
 

Última actualización el Lunes, 08 de Septiembre de 2014 08:48
 

INSTITUTO ONCOLÓGICO BASELGA

Hospital Quirón Barcelona
Plaza Alfonso Comín, 5
08023 Barcelona
Tel.: 932 381 661 | Web